Aprende a moverlo con sabor. Una guía para principiantes

Antes de que la picardía de tu cerebro, vuele hasta la estratosfera mínimo, si acaso no a la luna, mejor te explico el título de este post. No me excuso, si me estoy refiriendo a que te daré unas buenas estrategias para que aprendas mover el cuerpo y no dejes en pena a tu pareja…de baile.

Y es que claro, ¿de qué otra cosa podría estar hablando si no es de bailar salsa? ¡Ah me parece que alguien pensó algo distinto, picaron o picarona! Pero no te preocupes, puedo guardar tu secreto, siempre y cuando te mantengas en esta lectura, que tengo la seguridad te resultará muy útil.

La salsa, ese ritmo cadencioso, característico de los latinos, ya es mundialmente famoso, y aunque se piense que quienes no poseen sangre “latina y caliente” no lo bailaran bien, esto no es más que un mito, afortunadamente ya casi desenterrado.

Y es que se trata de un baile divertido, y con una serie de pasos básicos que lo hacen muy fácil de aprender y practicar, toda vez que se le tome el ritmo a los momentos. Así que veamos pues, cuales son aquellos movimientos y posiciones que te harán gozar (nuevamente, me refiero a bailar salsa).

La pareja

Es importante, contar con una buena pareja que no sólo nos acompañe en nuestros pasos sino que también pueda guiarnos en nuestros inicios. En la práctica, el hombre o (quien haga el papel del mismo), es quien marca el paso y la mujer debe seguirlo. Para ello, él debe sujetar la mano derecha de la mujer, con su mano izquierda, y con la derecha sujetar a la mujer por la cintura. En tanto, ella debe colocar su mano izquierda sobre el hombro de la pareja. Recuerda, esto es sólo el paso de partida. Pasos iniciales

Como mencionaba en el párrafo anterior, el hombre es el que marca la pauta, así que con el iniciaremos. Si bien en la salsa, se cuentan 8 conteos (la salsa en línea), los considerados iniciales son tres. Al bailar en pareja, la mujer empieza hacia atrás y el hombre hacia adelante. Así, tenemos que desde una posición considerada neutral,  el hombre adelanta con la pierna izquierda, la mujer retrocede con la derecha para llevar el ritmo.

Entonces ese es el primer conteo, el segundo lo realiza el hombre con la pierna derecha, la cual pisa en el mismo sitio, es decir aunque se eleva el pie un poco, no se mueve de su sitio y vuelve a marcar allí (pisa) y finaliza con el tercer conteo, el cual implica regresar la pierna izquierda hasta la posición neutral, en donde ambas piernas, quedan una al lado de la otra.

¿Recuerdas que menciona ocho conteos? Pus, sucede que al llegar al tercero, el número cuatro implica nuevamente la posición neutral del siguiente paso. Ahora, el hombre retrocederá con la pierna derecha para marcar el cinco, pisa con el pie izquierdo en el mismo sitio el número seis. Ahora el conteo siete, implica regresar la pierna derecha hasta la posición neutral, que al pisar  seria la ocho. (Es decir, cuatro y ocho no se cuentan). Toma un descanso en la lectura para practicar estos movimientos.

Cuerpo ligero

Para que el baile de la salsa luzca armonioso, deber flexionar tus rodillas, puesto que rectas parecerás un tronco. Procura únicamente mover pies y cadera, y mantén los brazos firmes pero tampoco rígidos más bien suaves.

Ahora si no hay excusas, ¡a ponerle sabor a tu cuerpo!